cereza sembrarEl origen de la cereza proviene del continente asiático, en la extensa área que separa al mar Caspio del mar Negro. Se cree que los primeros ejemplares nacieron a partir de la zona debido a que aún pueden hallarse cerezas de las más silvestres. Si no lo sabe, le diremos que la cereza es un fruto icónico en la cocina y el mundo en general, ello debido a su delicado sabor, su llamativo aspecto y las múltiples formas en que puede integrarse a postres y platos de casi cualquier tipo.

Origen de la cereza

Hace muchos siglos esta pequeña fruta fue muy popular entre los griegos y luego bastante apreciada por los romanos, quienes no dudaron en propagarla a lo largo de otras regiones hasta que su cultivo alcanzó países como España, he allí su increíble origen. Desde entonces, ha sido enormemente expandida en naciones donde el clima es frío o templado.

Con respecto a su origen etimológico podemos decir que el nombre atribuido “cereza” ha generado cierta polémica desde su aparición. Quizá se pregunte, ¿por qué? Pues bien, algunas teorías afirman que el término desciende del idioma griego cuyo término “kerasus” era utilizado para denominar a la cereza. Sin embargo, luego de que el fruto cayera en manos de los romanos, adoptaron un nuevo nombre como fue “cerasus” que, a su vez, dio lugar al término que usamos en la actualidad para definir la cereza.

Si hablamos de el increíble origen de la cereza desde el punto de vista genealógico podemos ver que la fruta deriva del árbol de cerezo o, como se le conoce científicamente, Prunus avium. El árbol pertenece al mismo linaje botánico Rosaceae, de donde surgen otras especies igualmente deliciosas como las ciruelas o el melocotón. La cereza es una fruta bastante pequeña si la comparamos con otras. Tiene una apariencia muy llamativa que varía dependiendo de la intensidad de su color, este puede ser más o menos oscuro de acuerdo a su variedad. También posee un hueso en la parte central de su pulpa y algunas tienen forma de corazón más o menos pronunciada, mientras otras son completamente redondas.

La genética de la cereza es muy variada hoy en día debido a sus variedades, me explico: desde hace décadas las cerezas han sido modificadas genéticamente para poder soportar climas que no están supuestas a soportar, como lo es por ejemplo uno de los más grandes sembradíos que está en California Estados Unidos, las cerezas que hoy en día se cosechan allí (Más de 40 variedades) fueron mejoradas para adaptarse al frió clima que allí existe y tan bien se han adaptado que hoy en día Estados Unidos reclama ser el exportador de cerezas más grande del mundo. Las modificaciones genéticas en los cerezos se realizan muchas veces para obtener una variedad temprana de alta calidad ya sea por cruce, trabajo de laboratorio o injertos. Otro sitio de buena cosecha de cerezas variedad picota hoy en día es El Valle del Jerte, además que también allí llevan muchos años en investigaciones de como obtener el fruto, la cereza PERFECTA. Este maravilloso fruto hoy en día luce muy distinto frente a sus variedades silvestres debido a que el humano ha metido su mano buscando obtener siempre más calidad, buena relación entre pulpa y hueso, mayor soporte al clima de cultivo y a la durabilidad de la fruta misma post recogida.

Generalmente se conocen dos grandes grupos de cerezas de las cuales parten otras subdivisiones que comprenden entre 1000 o 1500 variedades. Estas son:

  • Las cerezas dulces, las más consumidas y, así mismo, llamadas Prunus Avium.
  • Las cerezas agrias o Guindas, cuyo nombre científico es Prunus Cerasus.

En países como España, son casi innumerables las cantidades de especies que se cultivan. En las provincias pertenecientes a esta nación, como lo son Barcelona, Zaragoza, Alicante o Cáceres, siendo esta última reconocida mundialmente por su gran producción de cultivos cerezas y belleza inigualable durante los tiempos de floración. La mayor parte de las cerezas que se cosechan en España tienen su origen en el Valle de Jerte donde, además, son recolectadas especies como la picota, una variedad muy demandada que resulta bastante resistente. Es destacadamente más pequeña, pero su sabor la hace muy popular entre los consumidores.

¿Qué tantos nutrientes nos aportan?

vitaminasExisten mitos que aseguran que la cereza en alta en calorías por su contenido de azúcar. Sin embargo, es una afirmación totalmente falsa, ya que 100 g de ellas apenas aportan 51 kcal. Lo que sí es cierto es su elevado contenido en vitaminas como la C, A, potasio, Hidrato de carbono, hierro y magnesio, nutrientes que podemos encontrar en proporciones mayores en las increíbles cerezas de color más intenso. Por si fuera poco desde el origen de la cereza su composición se caracteriza por la presencia de elementos cítricos, que resultan más frecuentes en las guindas y le confieren propiedades muy favorables para nuestro cuerpo. Además, contienen sustancias como el ácido salicílico, succínico y otras variedades de ácidos orgánicos.

¡Todavía hay más! La fibra de las cerezas tiene cualidades depurativas en el organismo y compuestos antioxidantes entre los que destacan los flavonoides y antocianos. Estos últimos son los responsables de darle ese llamativo color rojo intenso que tanto nos atrae y tienen mayor presencia en las cerezas más que en cualquier otra fruta, sobre todo en su interior. Los antocianos también retrasan el deterioro celular y son un fuerte componente contra enfermedades como el cáncer.

La ingesta de cerezas es excelente en casos de obesidad o para personas que retienen muchos líquidos en su cuerpo, ya que disminuye los síntomas de la ansiedad y funciona como diurético gracias a la fibra, el agua y el potasio que contiene y las bajas cantidades de grasa. De igual manera, es recomendable en individuos que atravieses diabetes por poseer fructosa y levulosa, aunque se aconseja comerlas con moderación por su elevado contenido en azúcares. ¡Increíble!

Las sustancias flavonoides y antocianos responden eficientemente contra las afecciones crónicas, incluidas las padecimientos cardiovasculares, reumatismos crónicos y demás enfermedades del mismo tipo. Por último, la cereza es excelente contra la gota y, de hecho, es bien conocido que los tratamientos médicos de siglos pasados las incluían para prevenir o atender esta afección.

Recomendaciones a la hora de elegir cerezas

origen de la cerezaYa que leiste bastante sobre el origen de la cereza hay algo importante que debemos saber antes de adquirir cerezas, es que las cerezas no maduran una vez que son recolectadas por lo cual es necesario asegurarnos de que se encuentran en su mejor estado de madurez. Podremos saberlo casi inmediatamente, ya que tienen un peso consistente, un brillo muy bonito, un color bastante intenso y su tallo es verde, rasgos que nos dará una noción de su frescura. También cuenta mucho la firmeza de la fruta en general y la textura de su pulpa.

Guardarlas en el refrigerador en un modo de extender su vida. Es importante hacerlo sin caer en el error de lavarlas a menos que vayan a ser utilizadas de inmediato, ya que ocurre la aparición del moho alrededor de las cerezas. También debemos evitar colocarlas demasiado cerca de alimentos o frutas que despidan un olor penetrante, debido a que las cerezas los absorberán con facilidad.

Otras lecturas recomendadas:

¡Es increíble! Ahora todo sobre las cerezas, desde su origen hasta lo que no debe hacer con ellas, está al alcance de su mano, las variedades muchísimas y cada una tiene un sabor distinto, más agrio o dulce e incluso la textura de su pulpa y cascara se diferencia, desde sus origenes se han ido cruzando y modificando para que esas puedan cosecharse en climas más frios y hacerla así más resistente, el origen de la cereza como ya sabes tiene diferentes vertientes y al ser tan remoto siguen aun las pugnas por este sabroso descubrimiento.